jueves, 14 de mayo de 2009

Cena sangrienta...

¿Que te parecería una cena con uno de los asesinos más carismáticos de la pantalla de los últimos tiempos?Si, hablamos de Dexter, el asesino de personalidad truculenta, impactante y aséptica. Quizás no consigas que pase por tu casa a cenar, pero al menos podrás ambientar tu comedor como si de un escenario del crimen se tratara. La diseñadora norteamericana Amy Lau a creado ese universo en una serie de objetos y muebles impecables.Todo el conjunto se plasma en un pulcro blanco, en la que apenas destacan unas salpicaduras de sangre realizadas mediante bordados, los utensilios minuciosamente diseccionados, las copas como si de probetas con sangre se trataran y la vajilla llena de huellas o de rastros sanguinolientos.Todos estos artilugios son producidos por la empresa Spring. La idea fue concebida por la cadena norteamericana de televisión Showtime junto a la revista Metropolitan Home que crearon el "Showtime House", una vivienda en la que cada habitación se decoró con influencias de una de las serie que la cadena emite (Californication, The Tudors, Weeds, The L Word, United States of Tara y Dexter). En este caso todo el conjunto se realizó en blanco con pequeños detalles en rojo, el suelo recubierto de plástico, incluso por las paredes se colocaron hilos rojos simulando los que utilizan los forenses para determinar la trayectoria de la sangre. Ahora ya sabéis, solo os queda prepararlo todo minuciosamente e invitar a esa persona tan "querida"...
MP3: J Harvey - A Perfect Day Elise

2 comentarios:

calandra dijo...

El diseño este genial, pero no lo pondría en práctica en mi casa. Aunque no vendría mal para organizar la cena de Navidad y aullentar a los parientes pesados(veáse tipo suegra). Se me ha escapao.....

salamandrafamily dijo...

Si quieres la cubertería te la puedo dejar, la mía se parece mucho (hace una semana que no limpio los platos).

Espero que tu suegra no lea estas cosas, no vaya a ser que el plato principal de vuestra próxima cena seas tu misma,... ja, ja, ja, ja (leer con sarcasmo terroríficooo)