jueves, 4 de diciembre de 2008

Miriam + Odetta...

En menos de un mes dos trágicos adioses para dos reinas de voces desgarradoras."La mamá de África", así se conocía a Miriam Makeba, un símbolo mundial de lucha por los derechos civiles y contra el apartheid. En 1963, el Gobierno surafricano prohibió todos sus discos y le impidió regresar al país. Estuvo viviendo fuera casi 30 años, en Estados Unidos, Europa y Guinea, hasta que en 1990 Nelson Mandela la convenció para que regresara.

"He mantenido mi cultura, he mantenido la música de mis orígenes y gracias a ello me convertí en esta voz y esta imagen de África y de su pueblo, sin ser consciente de ello".
Días antes de cumplir 78 años, el grito de Odetta, ese grito imposible junto a los derechos civiles, se tornó en silencio. La voz de Odetta, con sus himnos de libertad, sacudió los cimientos del gospel, del soul, del blues, del folk.

La mítica voz que nos remontó a los años de la esclavitud cuando cantó O freedom, en la "Marcha del millón de hombres" aquella que en 1963 se fue hasta Washington, aquella en la que Martin Luther King tuvo su "sueño".